viernes, 28 de diciembre de 2012

Posted by Sr. Perry |

Todo mundo sabe que si navegas en la web lo suficiente, encontrarás suficientes mierdas enfermas. Esto es en especial verídico si intencionalmente habitas en el lado oscuro de la web. He visto algunas cosas que no me cuesta trabajo admitir, pero una en especial que siempre recordaré es un sitio llamado normalpornfornormalpeople.com

La primer cosa extraña sobre este sitio, es que yo no lo encontré en un viaje por la red. Me lo envió un desconocido por e-mail. El correo era el siguiente:

Hola: Encontré este sitio, es muy lindo, y pensé que te gustaría normalpornfornormalpeople.com Pásalo, por el bien de la humanidad


Una cadena de correo bastante estándar, aunque la URL del sitio y la última frase despertaron mi curiosidad. Estaba teniendo un día muy aburrido cuando me llegó esto, así que me aseguré que mi antivirus estaba trabajando y luego entré en la página.

Era algo muy normal, el sitio me parecía bastante genérico. Daba la impresión de que a los creadores les importó una mierda el diseño profesional. El autor parecía tener un conocimiento muy tenue del inglés, y la primer página era una diatriba larga, incoherente y aburrida, que no recuerdo o no la salvé.

El sitio tenía un eslogan muy extraño (que aún hoy en día la gente sigue investigando qué significaba) que decía:

Porno Normal para la Gente Normal. Un sitio dedicado a erradicar las anormalidades sexuales.



Y por la forma en que eso sonaba, yo no estaba seguro si estaba aquí para ver porno, o si había tropezado con algún tipo de programa eugenésico. Pero estaba aquí, y estaba muy curioso por ver lo que la "gente normal" le parecía genial. Así que bajé por la diatriba y... nada. La página no parecía vincularse hacia cualquier otro sitio, y estuve a punto de largarme cuando me di cuenta de que cada palabra en la diatriba era un hipervínculo. Así que hice clic en uno de ellos, y fui enviado a una página en blanco con una larga lista de vínculos como:

normalpornfornormalpeople.com/(letras aleatorias)


Me detuve por un momento y me dediqué a pensar si estaba dispuesto a perder Dios sabe cuánto tiempo accediendo a links aleatorios hasta que me infestara la máquina de virus. Pensé que tal vez debería intentar por cinco minutos, sólo para ver si algo surgía. Clickeé uno de los enlaces, y fui enviado a otra página. La url de ésta era totalmente distinta a la anterior.

Estuve a punto de decir "que se joda esto", cuando clickeé el tercer link, que un video se empezó a descargar. Se llamaba "peanut.avi". Fue un video de 30 minutos de un hombre, una mujer y un perro en una cocina. La mujer preparaba un sándwich de mantequilla de maní, y el hombre se lo acercaba al perro para que comiera. Era todo lo que pasaba por treinta minutos. Era obvio que el camarógrafo tuvo que parar el rodaje y esperar hasta que el perro estaba dispuesto a comer de nuevo, y el perro parecía bastante enfermo por el final de la misma.

Sé lo que estás pensando: "¿Qué demonios tiene eso que ver con el porno?" No tengo ni idea. He visto un poco más de dos docenas de vídeos de este sitio, y la mayoría no tenía actividad sexual en absoluto.

Después de ver peanut.avi, fui a un board de imágenes que frecuento para jugar en línea a Mostrar y Explicar, como siempre hago con mierdas extrañas como ésta. Pero alguien ya había hecho un thread de ello, un tipo que había recibido la misma cadena que yo. El thread estaba realizado por un puñado de personas que no tenían nada mejor qué hacer que indagar en esa página, y es así como logré ver más videos.

La mayoría de esas dos docenas de videos eran muy sin incidentes, y se componía de gente hablando a la cámara en una habitación sin nada dentro, más que un escritorio y algunas sillas. Quiero decir, literalmente, nada en las paredes, o en términos de los muebles. Toda la habitación tenía una sensación muy fría y estéril en ella.

Las conversaciones eran bromas vanas sobre trabajos anteriores o hechos vergonzosos de la infancia. Me quedé esperando alguna sobre lo que fuera que se estaba filmando, o sobre el lugar en el que se encontraban, pero nada. Tú nunca sabrías qué tenía que ver todo esto con el porno si lo ves fuera de contexto. Sin embargo, me atrevo a decir que quienes salían en los videos eran bastante atractivos.

Sin embargo, los demás videos donde realmente cumplían las funciones para decir que eran contenido "sexual" eran donde todo empezó a ponerse raro.

Daré una breve explicación de algunos de esos videos. Si quieres verlos porque te gana la curiosidad, puedes tratar de conseguirlos en algunos sitios de torrents.

lickedclean.avi
Un video de 10 minutos filmado por una cámara oculta en la que vemos un técnico trabajando en una máquina de lavado para los primeros 2 minutos. Cuando está arreglada, el técnico habla con el dueño brevemente, y luego se va. El propietario se asegura de que el técnico se ha ido, y comienza a lamer toda la parte superior de la lavadora. Esto continúa durante 7 minutos.

jimbo.avi
Un video de 5 minutos de un mimo obeso realizando su acto. En realidad, fue bastante divertido, sobre todo una parte donde se pretende levantar una silla, y luego pretende que se rompe a causa de su peso. En los últimos 30 segundos del video, la cámara corta brevemente a estática y corta de nuevo al hombre llorando en silencio, todavía con el traje de mimo y el maquillaje. ¿Una especie de fetichismo oscuro?

dianna.avi
4 minutos de video con las conversaciones del camarógrafo con una mujer en una habitación diferente a la "sala de entrevistas". Esta habitación luce como cualquiera que encontraras en una casa común. En dónde se encuentran nunca se especifica, así como Dianna hablando sobre su forma de tocar el violín. Ella obviamente toca el violín, pero ella se sigue distrayendo en cualquier cosa.

No me di cuenta hasta que alguien presente en el thread señaló la imagen, pero si se mira en el espejo del fondo, se puede ver a un hombre gordo con una máscara de pollo masturbándose.

jessica.avi
Otro video de camarógrafo de 4 minutos. Esta vez es fuera de una casa, hablando con otra joven. Ellos hablan de paseos en canoa. La cámara hace zoom hacia fuera para revelar las calles de la ciudad detrás de vez en cuando. Lo extraño es: Nadie hasta ahora ha sido capaz de identificar dónde es esta calle. Las suposiciones se han extendido por todas partes de Europa a Australia a las Filipinas, pero no hay aún un veredicto por la calle se muestra en el video.

tonguetied.avi
Video de 10 minutos. Los primeros cinco minutos consisten en una anciana besando a un maniquí. El video se corta como lo hizo en jimbo.avi a medio camino, y la escena es ahora un grupo de maniquíes apiñados en un círculo alrededor de la cámara. Las luces se han atenuado, y la mujer de edad avanzadaya no se ve en ninguna parte. Desde este punto, no hay sonido.

stumps.avi
Video con duración de 5 minutos, donde un hombre sin piernas intenta bailar breakdance en un DDR, en lo que parece ser la cocina de peanut.avi, pero mucho más sucio. Hay un radio tocando música oculto en el fondo, pero ésta se detiene en el minuto 4, donde el hombre se desploma por el cansancio.

Él respira con dificultad y le pide a alguien fuera de cuadro que le deje descansar, pero éste se torna furioso y le grita para que siga bailando, lo cual hace. Se pueden escuchar los gritos del hombre fuera de cuadro hasta que el video se corta abruptamente.

privacy.avi
La mujer de dianna.avi se masturba en un colchón en la "sala de entrevistas", mientras el hombre de stumps.avi camina de manos mientras lleva una especie de máscara de duende.

La puerta del cuarto usualmente aparece cerrada en los videos, pero ahora está abierta. En este video es la única luz en la habitación y el pasillo es oscuro. Cerca del final del video, se puede ver un animal rápido correr por el pasillo.

Y finalmente, el último video que descubrimos:

useless.avi
En este video de 18 minutos, una mujer rubia de uno de los videos de entrevistas anteriores está atada a un colchón en la sala de entrevistas. Intenta gritar, pero su boca está tapada por fuera. Después de 7 minutos, un hombre con un traje negro y una máscara abre la puerta, pero él no entra.

Mantiene la puerta abierta para el animal que estaba corriendo en el video anterior. Se revela como un chimpancé adulto, totalmente rapado y pintado de pies a cabeza de rojo. Parecía estar muerto de hambre y que había sufrido de abusos, con varias heridas a lo largo de sus hombros y espalda.

Cuando el chimpancé entra en la habitación, el hombre enmascarado cierra la puerta detrás de él. El chimpancé olfatea el aire por un momento (posiblemente sea ciego), y se da cuenta a la mujer atada al colchón. Se entra en un frenesí, y la empieza a mutilar.

El asalto se prolonga durante 7 agotadores minutos, hasta que la mujer finalmente muere. El chimpancé se come carne de su cadáver durante 4 minutos hasta que el video termina.

El thread explotó con la actividad después de este video fue descubierto, y la gente lo discutió hasta bien entrada la noche. Cuando regresé al board al día siguiente me encontré con que el hilo se ha eliminado. Traté de empezar otra, y me bannearon. Intenté enviarle mensajes al sujeto que me había mandado el link, le envié cinco mensajes y no respondió.

He tratado de hablar sobre este sitio web en varios lugares, y me bannean con frecuencia. El sitio en sí también se eliminó aproximadamente 3 días después de useless.avi fue descubierto, probablemente porque alguien se dirigió a las autoridades al respecto.

La única prueba que existía era normalpornfornormalpeople.com unas pocas personas se screencaps y vídeos desde el sitio que la gente guarda y subido por torrents. El más popular es useless.avi, que encontró su camino en unos pocos sitios de gore.

Donde sea que los quieras subir, los videos de normalpornfornormalpeople.com son borrados después de poco tiempo.

martes, 23 de octubre de 2012

Posted by Sr. Perry |

El aire era cálido y el sol brillaba, todo los ponies en Ponyville estaban teniendo un día glorioso. El centro de la ciudad se encontraba lleno de ocupados ponies que llenaban las calles. Cada uno de ellos parecía tener un lugar específico al cual ir. Todos excepto Rainbow Dash; su lugar estaba en el cielo. Ella volaba libremente por el aire, acelerando de un lado a otro, agitando las copas de los árboles y perturbando el aire. La pegaso azul pasó por encima del patio de la escuela, tan solo para impresionar a los pequeños ponies, luego subió varios cientos de pies y comenzó a caer picada tan rápido como pudo. Segundos antes de golpear el suelo, sus alas se abrieron y ella regresó a claro azul del cielo. Rainbow se sentía viva. De pronto, Dash recordó que ella debía estar en otro lugar, se suponía que debía encontrarse con Pinkie Pie en 5 minutos. Dash estaba tan sumida en sus ejercicios que casi se le olvida que Pinkie le había pedido encontrase con ella en Sugarcube Corner a las tres. Pinkie no le había dicho porqué ni qué iban a hacer, pero Dash sabía que con Pinkie, podía esperarse cualquier cosa. Dash no estaba segura si realmente quería ir. Se encontraba tan feliz con sus acrobacias que pensó que podría dejar plantada a Pinkie y seguir volando. Pero su conciencia no se lo permitió. Ella sabía que eso podría lastimas los sentimientos de Pinkie; después de todo, Pinkie le dijo que iba a ser algo muy especial tan solo para ambas. Dash consideró esto y pensó "¿Por qué no?" ¿Qué tenía que perder? De seguro debían ser más bromas. Pinkie debía haber encontrado un puñado de cosas graciosas que hacerle a la gente, y ellas se habían divertido bastante la última vez. Dash se apresuró para ganar el tiempo perdido y aceleró hacia su cita.

Cuando Dash entró a la tienda, fue inmediatamente bienvenida por su amiga, quien saltaba de emoción. "¡Yey, ya estás aquí! Te estuve esperando tooodo el día" dijo el pony saltarín.

"Disculpa si estoy un poquito tarde, Pinkie. Estaba haciendo mis ejercicios de la mañana y perdí la noción del tiempo" se excusó Dash. Pinkie ser rió y respondió en un tono alegre, "Oh, está bien, estás aquí ahora, ¿qué son un par de minutos de más? He estado taaaan emocionada pensando en todas las cosas divertidas que vamos a hacer, no he parado de saltar desde que me levanté, o sea, casi se me olvida respirar, he estado tan feliz." Dash soltó una risa algo incómoda. Siempre había apreciado el estilo de vida feliz y despreocupado de Pinkie Pie, pero la sobreexcitación de Pinkie la estaba asustando un poco. Pero Dash mantuvo su rostro relajado. Si Pinkie estaba así de emocionada, lo que fuese que tuviera planeado tenía que ser bueno. "Entonces, ¿lista para comenzar, Rainbow Dash? Ya tengo todo listo," dijo la pony rosada.

Dash se emocionó "Puedes apostarlo, Pinkie. ¿Entonces que tienes planeado? ¿Le haremos una broma a alguien? Ya tengo un buen par en las que he estado pensando. O tal vez tú tengas algunas que quieras que pruebe, o podemos…" "¡HACER CUPCAKES!" Pinkie anunció alegremente. "¿Cocinar?" Dash estaba desilusionada. "Pinkie, sabes que no soy buena cocinando. ¿Recuerda la última vez?" "No hay ningún problema. Solo necesito tu ayuda haciéndolos. Yo haré casi todo el trabajo," explica Pinkie. Dash pensó esto por un segundo "Ah, bueno. Supongo que así está bien. ¿Qué es lo que necesitas que haga?" "Esa es la actitud. Toma, aquí tienes." Pinkie le entrega a Dash un cupcake. Dash estaba confundida "Pensé que te iba a ayudar a cocinar." "Así es. Hice éste para ti antes de que llegaras." "Entonces, ¿seré como una catadora o algo así?" "Algo así," dijo Pinkie.

Dash tomó el pastelito y lo puso en su boca. Lo masticó un poco y se lo tragó. Nada mal. "Ok, ¿ahora qué?" Dash preguntó. "Ahora," le dice Pinkie, "tú tomas una siesta." Confundida, Dash abrió la boca, pero instantáneamente sintió su cabeza más ligera. Una ola de mareo le comenzaba a afectar, y segundos después, se colapsó en el suelo. Cuando Dash recuperó la conciencia, se vio a sí misma en una habitación oscura. Intentó mover su cabeza, pero se dio cuenta de que unos seguros de cuero la mantenían firmemente en su lugar. Intentó mover su cuerpo, pero unas correas en su pecho y extremidades que se conectaban a un aparejo hecho de una serie planchas a su alrededor la mantenían quieta, además, mantenían sus piernas bastante separadas. Tan solo sus alas estaban libres, y se agitaban fuertemente mientras Dash se forcejeaba por escapar. Mientras ella se movía, Pinkie entró de súbito a su línea de visión. "Linda, estás despierta. Ahora podemos comenzar" Pinkie dice graciosamente. Se sumergió en la oscuridad, y rápidamente surgió empujando un pequeño carrito cubierto con una manta.

"Pinkie, ¿qué está pasando? ¡No me puedo mover!" Dash dice desesperada. "Pues obvio, eso es porque está atada," respondió Pinkie. "Es por eso que no te puedes mover. No creía que necesitabas que te lo dijeran." "Pero ¿Por qué? ¿Qué está sucediendo? Pensé que habías dicho que te iba a ayudar a hacer cupcakes." "Estás ayudando. Verás, ya me quedé sin mi ingrediente especial y te necesito para conseguir más." "¿Ingrediente especial?" Dash tenía la respiración pesada y comenzaba a entrar en pánico. "¿Qué ingrediente especial?" Pinkie se ríe y responde "Tú, tontita" Los ojos de Dash se abrieron totalmente y su gesto se transformó en pánico. Luego comenzó a reírse y dijo, en un tono que bordaba la histeria, "Wuu, realmente me atrapaste, Pinkie Pie. Quiero decir, ¿engañarme para creer que me ibas a transformar en un cupcake? Tengo que admitirlo, es la mejor broma hasta ahora. Tú ganas, eres la mejor."

Pinkie simplemente rió más. "Aw, gracias Dash. Pero hoy no he hecho ninguna broma, por eso no puedo aceptar tal honor." Dash se estremeció de nuevo. "Vamos Pinkie, esto ya no es gracioso." "¿Entonces por qué nos estamos riendo?" Antes de que Dash pudiera contestar, Pinkie tomó la manta y la apartó del carrito. En el carrito había un contenedor lleno de varios instrumentos médicos afilados y cuchillos cuidadosamente organizados y afilados, junto con una enorme bolsa médica. Dash estaba ahora en modo de pánico puro. Se comenzaba a hiperventilar. Su mente se desesperó e intentó razonar con la pony rosada. "¡No puedes hacer esto Pinkie! ¡Soy tu amiga!" "Ya sé que lo eres y es por eso que estoy tan contenta que estés aquí. Podremos compartir tus últimos momentos, solas tú y yo" Pinkie se estaba llendo nuevamente. "Pero, los otro ponies se preguntarán donde estoy. Cuando las nubes se acumulen, vendrán a buscarme y te descubrirán." Exclamó Dash desesperadamente. "Oh, Dash," dijo Pinkie. "No te preocupes, hay varios pegasos adicionales que pueden encargarse de unas cuantas nubes. Y además, nadie se dará cuenta. Quiero decir, ¿Cuánto tiempo crees que he estado haciendo esto?" Y con esta ominosa declaración, las luces se prendieron de repente y el resto de la habitación quedó revelado. "Oh no." Dash se llenó de terror ante la imagen que se presentaba frente a ella. La habitación estaba decorada con el loco gusto de Pinkie Pie. Intestinos coloridos colgaban por las paredes como guirnaldas, cráneos de distintos tamaños y colores brillantes se encontraban incrustados en las paredes y órganos inflados con helio amarrados al respaldo de las sillas. Las mesas y sillas estaban hechas con huesos y la piel preservada de ponies muertos. Dash se sobresaltó al fijarse en la pieza central de la mesa más cercana de ella. Las cabezas de 3 potrillos, sus ojos estaban cerrados como si estuvieran dormidos, usaban gorros de fiesta hechos con su propia piel. Con estremecimiento de terror, Dash reconoció a una de ellas como la compañera de clase de Applo Bloom, Twist. Los ojos de Dash se fijaron en una pancarta encima de la habitación. Hecha con cuero de varios ponies, las palabras "La vida es una fiesta" estaban escritas en ella con rojo sangre.

La atención de Dash fue traída de regreso con el silbato de fiesta que golpeaba su nariz. Ella miró a Pinkie Pie, quién estaba parada justo frente de ella. La pony fiestera estaba usando vestido hecho de piel, con varios cutiemarks en él. En su espalda colgaban 6 alas de pegaso, todas de diferentes colores. Mientras la pony terrestre se llenaba de emoción, su collar compuesto de varios cuernos de unicornios sonaba estruendosamente.

"¿Te gusta?" Preguntó Pinkie "Lo hice yo misma." Desesperadamente, Dash le ruega a la pony sonriente que tiene en frente. "Pinkie, por favor, lo siento si te hice algo. No quise hacerlo, Por favor déjame ir. Te prometo que no se lo diré a ningún pony." "Oh Dash, no hiciste nada. Simplemente tu número salió, y bueno, yo no hago las reglas. No podemos retroceder ahora." Dash comenzó a llorar. ¿Cómo esto podía estar pasando? "Aww, no te pongas triste Dash," dijo Pinkie "Mira, esto te animará. Te traje una amiga."

Aparentemente de la nada, Pinkie sacó un cráneo pintado de azul y amarillo. Era del tamaño del de un pony, pero tenía otra forma, la de un halcón. Dash entró en shock. "¿Esa… es… ella es?"

"Hey, Dash vámonos de aquí, estos ponies son tontos. Dweeb dweebs dweebs," fingió Pinkie. "La atrapé justo antes de que se fuera de la villa. ¿Recuerdas cuando dejé la fiesta por unos 20 minutos? Ese no era tiempo suficiente para jugar con ella por supuesto; tuve que esperar hasta después de la fiesta para hacerlo. Pero amiga, valió la pena. Tan solo el sabor pagó el trajín. Los grifos saben a dos animales en uno, ¡es increíble! Sé que ella no tenía un número pero ¿hubiese habido otra oportunidad para probar un grifo? Probablemente debí haberle preguntado de donde venía para poder conseguir más, pero se me olvidó. Pero debo decir, ella fue una gran contrincante. Duró bastante, lo que fue muy divertido. Tuve la oportunidad de jugar con alguien que no era un pony y probé nuevas cosas. Es una lástima que tuviera una boquita tan sucia. Dijo tantas cosas malas, que tuve que arrancarle la lengua. Tú sabes, las malas palabras causan malos sentimientos, Rainbow Dash."

Dash no tenía nada que decir. Ella simplemente descansó en sus adoloridos huesos. "Bueno" dijo Pinkie con aire de haber concluido, "es suficiente calentamiento. Es hora de comenzar."

Dejando en el suelo el cráneo de Gilda, el pony rosado tomó un escalpelo en su pezuña y caminó hasta el flanco derecho de Dash. Sin ningún remordimiento, Pinkie posó el filo una pulgada por encima de la cutie mark de Dash e inició un corte circular a su alrededor. Dash gritó de dolor e intentó desesperadamente de safarse, pero las correas se lo impidieron. Terminada la incisión, Pinkier tomó cuchillo de hoja curva del carrito. Poniendo gesto de concentración, apartó el músculo de la piel y logró sacar el pellejo. Dash apretó los dientes y entre las lágrimas observó como se le arrancaba la piel. Pinkie se dirigió al otro lado del pony y repitió el proceso en el flanco izquierdo. Una vez que había terminado, Pinkie tomó ambas marcas en frente de su amiga y comenzó a moverlas como si fueran pompones. Dash simplemente miró. Sus costados ardían como nada que ella hubiese sentido antes.

Dejando los parches de piel a un lado, Pinkie tomó un enorme cuchillo de carnicero y caminó hacia la espalda del pegaso azul. "Espero que no te importe, pero creo que estirarás el ala." Pinkie se rió. Ella tomó el ala izquierda en su boca y jugó con ella por unos cuantos segundos, moviéndola tanto que el dolor de los costados de Dash se intensificó de nuevo. Luego, apartando el ala, golpeó con el cuchillo la base de ésta. Instantáneamente, Dash gritó y dobló el ala. El movimiento hizo que le fallara la puntería a Pinkie por lo que le hizo una herida profunda en al espalda de Dash. "Te tienes que quedar quieta Dash, o seguiré fallando." Le advirtió Pinkie, mientras Dash luchaba.

Pinkie tomó otro impulso y golpeó de nuevo la base. Lo hizo una y otra vez. La sangre salpicaba por el aire, pero Pinkie se dio cuenta de que no iba a ninguna parte. El cuchillo no iba a atravesar el hueso.

"Hmmm, supongo que olvidé afilarlo. Intentaré otra cosa," dijo decidida Pinkie mientras tiraba el cuchillo por encima de su hombro. Entre el dolor y las lágrimas, Dash escucho el sonido de una caja de metal abriéndose y cerrándose. "¡Lo tengo! Dime Dash, ¿Por qué le llaman aserradora? Porque cierra; y eso no lo puedo hacer con un cuchillo."

Pinkie puso la herramienta en la ya abierta herida del último intento. Parada en sus cuartos traseros, aserró el ala con sus cuartos frontales. Sin mucho esfuerzo, la sierra pasó por el hueso y la piel. El solo sentimiento de los dientes de la sierra hizo que Dash quisiera vomitar. Miró débilmente mientras se le retiraba el ala y la ponía en una mesa. Pinkie se dirigió a la siguiente ala y comenzó a aserrar. Dash no se resistió ésta ves; ella se había rendido, ya no luchaba ni gritaba de agonía. Abruptamente, paró el aserrado. Pinkie no había terminado, el ala estaba colgando de un pedazo.

"Oye Dash," Pinkie dijo "¡Piensa rápido!" De improviso, Pinkie jaló el ala con toda su fuerza. El hueso se rompió y quedó solo la piel, luego, la razgó. Este forcejeo había arrancado un buena parte de la piel de su espalda. Su cuerpo se estremeció ante la inesperada herida. Su pelvis se tensionó, Dash sintió un tibio líquido por sus piernas, y su fuerte e interminable sinfonía de dolor llenó la habitación. Sin capacidad de contener el aliento, se desmayó. Dash se despertó sorpresivamente. Un hilo de orina llenaba el suelo. Mientras su visión se acostumbraba de nuevo a la luz, ella notó a una muy decepcionada Pinkie Pie quitando una enorme jeringa de adrenalina de su pecho. Cruzando los brazos, la frustrada Pinkie Pie se paró en frente de su víctima. "¿Acaso nadie te ha enseñado modales? Es de mala educación quedarse dormido cuando alguien te invita a pasar un tiempo con él. ¿Acaso te gustaría que yo entrara a tu casa y me fuera a dormir? Oh, lo siento Dash, eres tan aburrida que creo que me tomaré un descanso. ¿Acaso crees que me gusta hacer esto? Te dije lo emocionada que estaba cuando me enteré que sería la siguiente. Estaba tan feliz de tener una amiga conmigo mientras trabajaba. Pero NOOOO. Tenías que ser desconsiderada. Sabes, yo pensé que eras fuerte. Pensé que podrías soportar cualquier cosa. ¡He tenido a potrillos que ha soportado más que tú! ¿Quieres que sea niñera? ¿Ah? ¿Así es como quieres que te recuerde, como una bebé?"

Mientras Pinkie descansaba para tomar un respiro, Dash parpadeaba y gemía débilmente. Su espalda estaba en agonía, sus costados le ardían y había un intenso dolor en una de sus piernas. Mientras parpadeaba de nuevo, notó que Pinkie se ponía algo rojo en la boca y comenzaba a masticar. Notando esto, Dash la miró, Pinkie rápidamente tragó lo que tenía en la boca.

"¿Qué?" Preguntó Pinkie "Ah, ¿esto?" Ella tomó otro pedazo. "Bueno, mientras TÚ estabas dormida, me impacienté un poco y me conseguí una pequeña muestra. La tomé de tu pierna, no estás mal. ¿Quieres un poco?"

Sin esperar respuesta, Pinkie metió el pedazo de carne en la boca del pegaso. Dash se asqueó y lo escupió inmediatamente. Pinkie se agachó y tomó el pedazo de carne. "Si no lo querías, pudiste haberme dicho que no." Pensó por un momento y se tragó el pedazo de carne "Como si nunca hubieras probado mis cupcakes antes." Comiendo, se fijó en la pequeña lata en el carrito. Quitó la tapa, revelando que estaba llena de carbón al rojo vivo. Descansando encima de los carbones, había varias agujas de tamaño grande. Mientras la adrenalina llenaba sus venas, Dash fue invadida por el pánico otra vez. Tomando la lata, Pinkie se posó a la izquierda de Dash. Con unas pinzas en su boca, Pinkie cuidadosamente tomo una aguja y la posicionó en la comisura entre la pierna y la pezuña. Luego tomó un martillo y comenzó a apuntar cuidadosamente.

"¡No Pinkie!" gritó Dash. "¡NO, NO!" El martillo bajó y la aguja atravesó su piel. El ardiente dolor fue simplemente demasiado. Dash gritó y jaló de las correas, causándose heridas. Pinkie intentó poner otra aguja, pero no podía apuntar bien, y dejó salir un gruñido de frustración. Cuando Pinkie puso el martillo por detrás de su cabeza para hacer dar un buen golpe, Dash estalló en llanto.

"¡POR FAVOR, PARA! ¡POR FAVOR, POR FAVOR, PARA!" Pinkie giró sus ojos. Dejando a un lado el martillo y las pinzas, regresó al frente de su amiga y miró al quebrantado pegaso. "Gilda no lloró tanto cuando tenía un parasprite vivo atracado en su garganta." Pinkie reflexionó por un minuto que debía hacer. Después, de la nada, tuvo un rayo de inspiración. Rotando el engranaje del aparejo, Pinkie apoyó a Dash en su espalda, se dirigió a las piernas, llevando consigo sus herramientas, y clavó una púa ardiente en la base de las pesuñas de la pegaso. Mientras Dash gritaba de dolor, Pinkie se movió y clavó un segundo clavo en la otra pesuña. Luego, Pinkie regreso a su carrito y sacó una enorme batería y un controlador, que llevó a donde estaba trabajando. Puso los cables de cobre en las púas que es encontraban en las pesuñas de Dash, luego le hizo un guiño a Dash y activó el interruptor.

La electricidad atravesó el cuerpo de Dash. El pony azul reaccionó de inmediato, su cuerpo tembló y sus músculos se tensionaron. Su cintura quedó suspendida en el aire y sus ojos se voltearon y dejó salir un profundo grito de su garganta. Pinkie rió y bailó en su lugar, se agachó y aumentó la potencia. Dash convulsionó incontrolablemente y su vejiga se vació de nuevo.

Después de unos 5 minutos, Pinkie apagó el aparato. Salía vapor del pelo alrededor de las pesuñas de Dash, y la carne rostizada comenzaba a humear. Pinkie volvió a poner a Dash de cabeza y el delirante pony intentó que le prestara atención. "¿Dash? ¡Dash! Rainbow Dash, ¡Despierta!" Dash gimió y se las arregló para recuperar débilmente su conciencia. Pinkie estudió su obra, luego sacó su maleta médica y sacó una enorme jeringa, "Muy bien, tiempo del último round."

Dash se concentró en la aguja, lo que Pinkie tomó como una pregunta sobre qué era eso.

"Esto solo es una cosita para quitarte el dolor," Informó Pinkie mientras caminaba hacía la ya arruinada espalda de su víctima. Dash se quejó mientras Pinkie clavaba una aguja en la zona baja de la espalda del pony. Regresando al frente de su amiga otra vez, Pinkie se sentó y aclaró.

"En unos cuantos minutos, no podrás sentir nada por debajo de tu tórax. Entonces podrás estar despierta para ver la cosecha." Dash comenzó a llorar de nuevo "¿Pinkie?" "¿Sí?" "Quiero ir a casa," Dash gimió.

"Sí, puedo ver que eso quieres," le respondió el pony fiestero. "A veces, simplemente quisiera rendirme y decir 'ya me casé de esto' e irme a dormir. Pero, ¿sabes algo? No puedes huir de tus responsabilidades. Tienes que obligarte a ti misma a afrontar los nuevos desafíos que se presenten. Es la única forma en la que se puede avanzar en la vida."

Dash inclinó su cabeza y lloró.

Los minutos pasaron y la droga hizo efecto. Eventualmente, Dash se adormeció completamente desde su pecho hasta sus piernas. En este punto Pinkie se acercó con un escalpelo. Sonriéndole a Dash, Pinkie hizo un enorme corte en la pelvis, justo por encima de su entrepierna. Volteando el cuerpo de Dash, Pinkie hizo una incisión similar por debajo de sus costillas. Finalmente, Pinkie hizo un largo corte vertical por el estómago de Dash que conectaba ambas incisiones. Pinkie cuidadosamente abrió el abdomen y cogió sus intestinos. Mientras ella separaba los órganos del resto del tracto digestivo y los sacaba por la nueva cavidad, Pinkie estaba llena de júbilo. Riendo mientras destripaba a su amiga, ella comenzó a hacer bromas. Dash, cada vez más cansada por la pérdida de sangre, trataba desesperadamente de no mirar el macabro acto de comedia.

"Mírame, ¡Soy Rarity!" dice riendo Pinkie, poniendo un intestino alrededor de su cuello salpicando sangre por todas partes. "¿Acaso esta bufanda no es hermosíiiiiiisima?"

Regresando al interior, cortó un pedazo más pequeño de intestino delgado. Sacando el exceso de excremento, Pinkie se puso el órgano entre los dientes, moviéndolo de un lado a otro. "Los dentistas dicen que debes usar hilo dental todos los días, Dash." Dash ya no podía notar lo que sucedía. El shock estaba causando que se desvaneciera. Decepcionada, Pinkie regresó los órganos al interior del pony azul, deteniendo su rutina.

"Aw, todavía no te vayas Dash." Pinkie comenzó a sacar el resto de los órganos de Dash, deteniéndose cada vez "Sé que puedo ser un verdadero páncreas, pero solo me hago hígado por ti. Tienes que aprender a animarte. Muchacha, estos chistes se ponen mejor, hay que tener estómago para ellos."

Pinkie puso los restos del cuerpo descartados en un balde, deteniéndose un poco en el último "Oh una gaita" dijo, poniendo el final de esófago en su boca y el estómago en su brazo. Sopló y algo de ácido tocó su lengua. "¡Eww! Oh mira, ahí están tu cupcake, Dash."

Dash ya no oía a su torturadora. Había perdido la consciencia minutos atrás. Pinkie, insatisfecha, inyectó a Dash otra dosis de adrenalina. Dash despertó por última vez, su corazón palpitaba, sangre tibia caía sobre su pecho en grandes cantidades. No duraría mucho esta vez.

Pinkie volteó de nuevo a Dash, acercándose al pecho del pony azul, con el escalpelo listo.

"Sabes, Rainbow Dash, estoy decepcionada. Pensé que durarías más. Realmente quería pasar más tiempo contigo antes de que llegáramos aquí. Pero supongo que es mi culpa, debía tomar las cosas un poco más despacio. ¡Fue un verdadero placer conocerte Dash!" La hoja atravesó la piel de su azul garganta y subió hasta su barbilla. Y de nuevo abajo. Lo último que sintió Dash fue el dolor de la piel de su garganta siendo arrancada de su cráneo y el metal de la hoja en sus dientes. Luego de esto, dejó de existir.

Pinkie se miraba en un espejo. Ella había hecho un muy buen trabajo manteniendo intactos incluso los párpados, guiñó el ojo y Dash guiñó en respuesta. Pinkie sonrió. Pero aún así, ella estaba triste, porque su amiga se había ido. Dash solo duró 50 minutos, ni cerca de lo que Pinkie hubiese querido que durara. Miró de nuevo el cadáver en medio de la habitación, los últimos de los fluidos de su amiga cayendo en un charco. Sip, no más Rainbow Dash.

Después de mirarla, Pinkie asintió. Se dio cuenta del hecho de que no había mucho daño en el cadáver. "De hecho" murmuró la pony rosada, "creo que…" Una idea surgió en su cabeza. Ellas era buena cociendo y tenía todas las piezas, todo lo que tenía que hacer era ponerlas juntas de nuevo. Sí, solo tenía que hacer unas cuantas reparaciones y bingo, tendía a Rainbow Dash para siempre. "De hecho", pensó Pinkie, "eso es lo que haré a todas mis mejores amigas cuando sus números salgan". Estaba emocionadísima, se fue directo a su máquina de coser para comenzar. Los cupcakes podían esperar; Pinkie tenía una amiga que hacer.

Silver Spoon de súbito se despertó. Ella estaba sobre su espalda y no podía moverse. Tampoco podía ver. ¿Dónde estaba? Vuelta loca, estaba a punto de gritar cuando la pony de la repostería apareció frente a ella.

"¡Hola!" sonrió ella. "¿Dónde estoy, qué está pasando?" preguntó la potra, asustada. "Oh, bueno, verás, tu número salió y yo tengo que hacer cupcakes.", explicó Pinkie. "Q…Qu… ¿Qué significa eso? ¿De qué estás hablando?" "Oh, nada. No me preocuparía si fuera usted. Esto va a acabar pronto." Se acercó a la chica, bisturí en mano, cuando una pequeña voz gritó desde atrás. "Señorita Pinkie, ¿qué estás haciendo?"

Pinkie hizo una pausa y volteó a mirar a Apple Bloom. La pequeña pony amarillo se acercó a ella con una mirada de enojo en su rostro. Silver Spoon comenzó a sentirse aliviada.

"No puedo creer que estés haciendo esto." murmuró ella. "Usted dijo ésta iba a ser mía."

Pinkie se disculpó "¡Uy!, lo siento, supongo que se olvidó. Aquí tienes." Le entregó la hoja a ella.

Apple Bloom se subió a la mesa y se puso sobre su presa. Silver Spoon trataba de luchar. Ella miró con miedo a Apple Bloom y su delantal. El delantal de color rosa con una tiara de brillantes en él. Silver Spoon comenzó a llorar. Apple Bloom sonrió y comenzó a hablar. "Hey, Silver Spoon, ¿adivine quién se volverá una 'blank flank'"?
Posted by Sr. Perry |

Disculpen la inactividad en el Blog, he estado muy ocupado y no he tenido tiempo para publicar Creepypastas, pero con esta siguiente historia inicia el período de actividad para el Blog y para seguir creciendo.

Julián acababa de terminar su turno de noche, únicamente debía dejar el autobús en la cochera antes de regresar a casa, un trayecto de unos 25 minutos (saliendo de la ciudad) que siempre se le hacían eternos.

Mientras transportaba pasajeros su trabajo era entretenido, siempre podía escuchar las conversaciones de los demás o entretenerse mirando la minifalda de alguna jovencita por el espejo retrovisor; pero, con el autobús completamente vacío, los minutos se volvían horas. Además estaba especialmente cansado, ya que la noche anterior apenas había dormido cuatro horas. Mientras conducía, el sueño le iba venciendo y sin querer pegaba algún pequeño cabezazo.

Se durmió apenas unas décimas de segundo, tiempo suficiente para perder el control del autobús y pegarse el susto de su vida al encontrarse en mitad de la calzada a una chica que asustada trataba de esquivar el pesado vehículo. Todo fue en vano: la velocidad a la que iba el vehículo, unida al estado de aletargamiento del conductor, provocaron que, incluso pisando el freno hasta su tope, el autobús arrollara a la joven. El sonido de las ruedas destrozando los huesos de su delicado cuerpo mientras el trasporte saltaba como si acabara de pasar un obstáculo, estremeció a Julián y lo dejó helado.

Estaba bloqueado, sin duda había sido su culpa, la chica estaba muerta, de eso no había duda. Mirando por el espejo una vez detenido el autobús, se podía ver como el cuerpo boca abajo estaba destrozado. No había nadie cerca que hubiese visto el accidente y miles de ideas se agolparon en su cabeza. Se imaginó en la cárcel y sin nadie que pudiera llevar el pan a la mesa de sus dos hijos. En el mejor de los casos perdería su trabajo ya que había excedido las horas legales en que podía conducir un trasporte. Seguro que su jefe, cuando se iniciara una investigación, le echaría a la calle antes de buscarse problemas él mismo.

Asustado y aún confuso pegó un acelerón comprobando que no hubiera nadie cerca que pudiera identificarle, escapó de allí sin tan siquiera bajarse del autobús y en su huída no respetaba señales de tráfico ni los límites de velocidad. Una fuerte culpa le oprimía el pecho y como por instinto miró por el espejo interior del vehículo, no había nadie en los asientos pero sentía como dos ojos le punzaban en la nuca, como si alguien le mirara fijamente.

Entonces la vio…

En el último asiento había una chica sentada que no dejaba de mirarle, giró su cuerpo para revisar la parte de atrás sin usar el espejo, pero no había nadie. Temblando y con el cuerpo casi agarrotado por el miedo, regresó su mirada a la carretera, pero casi involuntariamente volvió a mirar por el espejo. La chica se levantó y comenzó a avanzar hacia él, de nuevo se giró y no pudo ver a nadie. Un nuevo escalofrío le recorrió la espalda, estaba tan asustado que quería bajarse del autobús y salir corriendo pero incluso para eso era demasiado cobarde.

Julián se giraba una y otra vez a mirar la parte trasera del autobús, no había nadie, pero él sabía que estaba ahí, podía sentir su mirada clavándose en él. No se atrevía a mirar ese espejo que parecía tener algún extraño vínculo con el mundo de los muertos. Pero como la polilla que se acerca demasiado a la llama y acaba quemándose por no poder controlar sus instintos, Julián miró una vez más por el espejo.

La chica no se había movido desde la última vez, estaba en el mismo lugar, como congelada, pero al regresar la mirada de Julián al espejo fue como si se reactivara, avanzó inexorablemente hasta el asiento del piloto ―mientras Julián, paralizado, no podía apartar la mirada de la joven que se le acercaba―, extendió su mano y agarró el hombro del conductor.

Julián sintió como el frío más intenso que jamás pudo imaginar le quemaba el hombro, justo una fracción de segundo después una fuerte luz le alertó de que debía mirar de nuevo hacia la carretera: allí, un camión que circulaba por su carril le avisaba con sus luces de que estaban a punto de colisionar. Julián giró bruscamente el volante y el autobús perdió el control precipitándose por una ladera, el viaje terminó tan bruscamente como comenzó al impactar de frente contra un enorme árbol que igualmente se doblegó ante varias toneladas de acero.

Julián despertó un día después en el hospital, la mirada incriminatoria de una enfermera le alertó de que algo iba mal, deseaba que todo fuera tan sólo un sueño, o mejor dicho una pesadilla. Pero una pareja de policías que habían estado esperando en la puerta de su habitación apareció tras que la enfermera les comunicó que él había recobrado la consciencia.

Buenas tardes, señor, estamos aquí porque existen indicios de que el autobús que usted conducía atropelló a una joven la noche del viernes, se han encontrado restos de sangre que coinciden con los de la víctima y un fuerte impacto en su carrocería.

¿Reconoce usted a la chica de esta foto?

Julián palideció al instante al reconocer al fantasma que vio en el espejo e inmediatamente sintió de nuevo un frío desgarrador en el hombro: la chica aún seguía con él, esperando que cometiera el error de mirar de nuevo a un espejo. La quemadura con la marca de sus dedos en su hombro estaría ahí siempre para recordárselo.

sábado, 4 de agosto de 2012

Posted by Sr. Perry |

Hello Kitty Murder es el nombre por el que se conoce el caso de tortura y asesinato más espeluznante que haya conocido Hong Kong en mucho tiempo.

En marzo de 1999, Fan-Man-yee, de 23 años, alternadora de un club nocturno de Hong Kong, fue secuestrada por tres miembros de la Tríada china y torturada durante un mes hasta morir, en un apartamento del distrito de Tsim Sha Tsui, en el área de Kowloon, Hong Kong.

El cadáver fue descuartizado, y la cabeza alojada dentro de una gran muñeca Hello Kitty, lo que dio nombre al caso.

El caso:

En 1997, Fan Man-yee trabajaba en el Romance Villa, un prostíbulo del área de Kowloon. Uno de sus asiduos clientes era Chan Man-lok, un exitoso, despiadado rufián, usurero, consumidor y vendedor de drogas, miembro de la Tríada. Entre noches de sexo y consumo desenfrenado de estimulantes, trabaron amistad. Todo hubiera ido bien, si Fan no hubiera tenido la nefasta ocurrencia de intentar quedarse con una billetera de Chan, con 4.000 dólares. Fue descubierta y tuvo que devolver dicha cantidad, además de 10.000 dólares adicionales, a modo de compensación. No considerándolo suficiente, Chan le exigió 16.000 dólares más, en concepto de "intereses".

El 17 de marzo de 1999, Chan Man-lok, de 34 años, y sus dos compañeros de Tríada, Leung Shing-cho, de 27, y Leung Wai-lun (apodado 'Gangster'), de 21, secuestraron a Fan Man-yee de su apartamento.

Chan Man-lok ocupaba un lujoso apartamento de siete habitaciones sobre la elegante Gransville Road, el paseo de compras más famoso de Kowloon. El plan era tener a Fan Man-yee allí encerrada, y explotarla hasta que hubiese producido el dinero que Chan consideraba que le debía.

Pero las cosas no salieron de acuerdo a lo planeado. Al igual que Fan, los tres mafiosos eran asiduos consumidores de 'hielo' (clorhidrato de metanfetamina), un psicoestimulante, pariente de la anfetamina, mucho más potente y sumamente adictivo.

Bajo los efectos de la poderosa droga, tener a la indefensa muchacha allí resultó irresistible.

Comenzaron a castigarla asiduamente por simple diversión, o cuando estaban aburridos y no había nada en la televisión.

Los torturadores obligaban a Fan Man-yee a sonreír o reír a carcajadas, simulando estar feliz, mientras la golpeaban salvajemente.

De vez en cuando una jovencita de 14 años, novia de Chan Man-lok, los visitaba y se sumaba a la diversión. Siendo menor de edad, para las actas del juicio recibiría en su momento el nombre de 'Ah Fong'.

"Era como un juego", declararía Ah Fong en la Corte. "Si ella no lo hacía, la golpeaban con más violencia. Le decían que se riera mientras la quemaban. Había una atmósfera de diversión."

Los tres hombres encontraron en la propia cocina del apartamento todo lo necesario para sus torturas.

Sujetaban a Fan, prendían fuego a unas pajillas y dejaban gotear el plástico derretido sobre las plantas de sus pies, hasta que la piel se ampollaba y empezaba a supurar. Luego le derramaban aceite de guindilla sobre las heridas. Cuando se les terminaba la paciencia, le quemaban los pies directamente con fuego, y le golpeaban los pies lastimados con un palo.

En varias oportunidades, los tres hombres le orinaron en la cara y en la boca, y la obligaron a tragar la orina, castigándola a golpes cuando no conseguía hacerlo.

En una oportunidad, se divirtieron haciendo que la niña Ah Fong defecara dentro de una caja de zapatos, y obligaron a Fan a comerse las heces.

Conforme pasaban los días, aumentaba la brutalidad de las torturas infligidas por los tres hombres, bajo los efectos de grandes cantidades de clorhidrato de metanfetamina.

Algunas veces, cuando no había nada en la televisión, ataban a Fan con cables eléctricos, la colgaban de un gancho en el cielorraso y la golpeaban con barras de hierro. Más adelante, ni siquiera se tomaban el trabajo de descolgarla. Fan quedaba allí colgada toda la noche.

Hacia el final de sus días, Fan estaba tan enferma y maltrecha que alternaba momentos de consciencia con períodos de inconsciencia, mientras permanecía tirada en el piso o colgando del techo. Así solían dejarla, mientras los cuatro salían a jugar videojuegos de arcade en un local cercano.

Cuando en la Corte se le preguntó a Ah Fong por qué participaba de las torturas, ella explicó con esfuerzo que Fan le caía bien, pero ella "quería saber cómo se siente castigar a alguien."

"Ella estaba destruida y divertirse torturándola ya no era tan divertido. Pero igual continuamos, no había otra cosa que hacer."

El final:

Hacia el final de su calvario, Fan Man-yee permaneció tirada en el piso del baño por dos días. Una mañana, Ah Fong se despertó, fue al baño y la encontró muerta. Había muerto durante la noche.

Los tres mafiosos discutieron qué hacer con el cadáver. Como no llegaron a ninguna decisión, la dejaron donde estaba y se fueron al local de videojuegos.

A la mañana siguiente, bajo los efectos de una fuerte dosis de 'hielo', tomaron una decisión.

Depositaron el cadáver en la bañera y lo cortaron en trozos. Chan tomó un serrucho y separó la cabeza. Sus dos compañeros de Tríada desnudaron el cuerpo, lo cortaron, envolvieron los trozos y los guardaron en el refrigerador.

Cuando Ah Fong se despertó, Chan sostenía una bolsa de plástico delante de sus ojos. "Son los intestinos de Fan. Llena la bolsa de agua caliente, hasta que deje de echar olor", fue la sencilla explicación de Chan.

Mientras Leung Shing-cho cocinaba la cabeza, llamó a la niña: "Ven aquí, y échale una mirada", le dijo. "No, me da miedo", dijo ella. "Sólo haz de cuenta que estás viendo televisión".

Más tarde Ah Fong declararía en la Corte: "Cuando miré en la olla y vi la calavera hirviendo, resultó verdad. Era como una que había visto en la televisión."

Al mediodía pararon para almorzar. La cabeza se hervía en una de las hornallas, mientras los fideos se cocinaban en la otra. Usaron la misma cuchara para revolver ambas ollas.

Una vez la cabeza fue hervida hasta quedar reducida a una calavera, la cosieron dentro de la cabeza de una enorme muñeca Hello Kitty. Tiraron la mayor parte del cuerpo a la basura, y les dieron los brazos y las piernas a unos perros vagabundos.

El fallo de la corte:

El asesinato se convirtió rápidamente en un suceso en los medios informativos de Hong Kong.

Al cabo de un juicio de seis semanas, el trío fue condenado por homicidio involuntario y privación ilegítima de la libertad por un jurado de la Corte de Primera Instancia. Ello se debió a la condición de adicta a estimulantes pesados de Fan Man-yee. Los exámenes forenses no pudieron determinar de forma fehaciente que la muerte se hubiese producido exclusivamente a raíz de los castigos recibidos. El ya de por sí minado organismo de Fan Man-yee pudo haber sucumbido en parte debido a su adicción.

La niña Ah Fong no fue imputada, debido a su colaboración durante el juicio.

El juez Peter Nguyen, que dictó la sentencia, estableció: "Nunca en Hong Kong en años recientes una Corte ha oído de tal grado de crueldad, depravación, insensibilidad, brutalidad, violencia y perversidad."
Posted by Sr. Perry |

A principios del siglo XVII existió en la ciudad de Durango una hermosa mujer de nombre Doña Susana de Leyva y Borja, cuya extraordinaria belleza tenía deslumbrados a todos los jóvenes de la ciudad que la cortejaban incesantemente y deseaban correspondencia a su amor.

La dama que pisaba los veinte abriles, era consciente de su singular hermosura y con con desdén poco usado descorazonaba a sus admiradores.

Por esos años llegó a estos lugares, proveniente de la capital de la nueva españa, Don Gilberto Hernández y Rubio de Martínez y Nevárez, joven apuesto y elegante, de rancio abolengo y noble linaje, caballero de la orden de santiago y oidor del santo oficio, quien cabalgando un corcel negro de pura sangre, se encontró con Doña Susana precisamente en la plaza mayor frente a la catedral, lo que ahora es la plaza de armas. Al contemplar el caballero la belleza única de Doña Susana, bajó de su caballo y extendió su capa sobre el piso para que pisara sobre ella la mujer del relato.

El hecho y los decires del noble origen de Don Gilberto, impresionaron a la dama que correspondió con femenil sonrisa a la gallarda acción del joven pretendiente.

El noviazgo se formalizó, pero al advertirlo Don Pedro de Leyva y Quirino, padre de la muchacha, la reprendió severamente prohibiéndole de manera terminante toda pretensión de matrimonio con un hombre español de sangre pura. Aunque la joven exigió las razones de tal prohibición, Don Pedro se concretó a contestar:

No tengo por qué darte explicaciones ni se las daré a nadie, simplemente es una orden que debes cumplir.

Doña Susana se encontraba perdidamente enamorada de Don Gilberto, razón por la que optó por huir en brazos de su amado una noche oscura y lluviosa. En las afueras de la ciudad el enamorado improvisó una casa de campo, situada más o menos en lo que ahora es el crucero de las calles negrete y regato, donde estableció su nido de amor con la encantadora dama.

El tiempo pasó y pronto la pareja en amasiato procreó tres hijos que eran el encanto de la madre, quien frecuentemente le pedía al varón legalizar la unión marital para poder dar nombre sin afrenta a sus tres vástagos. Don Gilberto como única respuesta, solamente le daba un beso a la amada y le ponía en sus manos algunas monedas de oro.

Un domingo, cuando la mujer asistía a misa al templo mayor de la ciudad, después del evangelio escuchó correr las amonestaciones, en las que el cura con voz serena anunció:

"La noble señorita Doña Marcela Jiménez de Alanís y Ballesteros se propone contraer matrimonio con Don Gilberto Hernández y Rubio de Martínez y Nevárez, caballero de la orden de Santiago y oidor del Santo Oficio… etc."

Doña Susana no creía lo que escuchaba, al mismo tiempo que todas las miradas de la concurrencia se concentraron en su persona y los cuchicheos en coro la señalaban burlonamente.

Al salir del templo, tomó un coche y ordenó al cochero conducirla a casa de Don Gilberto, situada en ese tiempo más o menos en lo que ahora es la calle de Hidalgo entre pino y cinco de febrero.

No le reclamó la traición, solamente le pidió que no la abandonara a ella por sus hijos, que siguiera sosteniendo a quienes eran de su sangre.

El hombre iracundo le dijo:

"No vuelvas a cruzarte en mi camino, eres indigna de mi linaje… tú eres una mestiza… hija de una india indeseable. Tu padre hizo mal en darte el nombre que no mereces."

Le dio un golpe con la pesada bota, cuando la mujer postrada de rodillas lo abrazaba de las piernas implorándole su protección.

La mujer rodó por el suelo, humillada y herida en lo más profundo de la dignidad humana.

Dos domingos después, cuando los esponsales se realizaban con toda elegancia y solemnidad, en el preciso momento en que el sacerdote pedía a los contrayentes que manifestaran su voluntad para la unión, una dama elegante se acercó discretamente a la pareja y simulando que pretendía colocar el lazo, sepultó en repetidas ocasiones un afilado puñal sobre el pecho y espalda del novio y la novia, que cayeron pesadamente sobre el suelo, bañados en sangre.

La mujer se escurrió entre la confundida multitud, salió del templo y enloquecida corrió por la calle hasta llegar a su casa. tanto por el rencor del despecho, como porque sabía lo que le esperaba ante el tribunal del santo oficio, Doña Susana llegó a su casa, tomó a sus tres hijos y, antes de ser aprehendida por el alguacil y su gente, corrió rumbo al poniente tratando de ocultarse de la justicia.

No avanzó mucho, cuando llegó al arroyo entonces caudaloso, lo que ahora es la acequia grande, los perseguidores casi le dan alcance y en supremo intento de protesta contra las absurdas costumbres de la sociedad de la época, la mujer enloquecida degolló a sus hijos, los arrojó al arroyo y sepultándose la daga en el corazón puso fin a la quíntuple tragedia.

La ciudad entera enmudeció por lo ocurrido y, al anochecer de esa tarde de mayo en plenilunio, escuchó asombrada el aterrador lamento:

¡aaaaayyy! ¡aaaaayyy! ¡miiiis hijooooos! ¡¿donde están mis hijos?! ¡aaaaayyy!

El llanto recorrió toda la calle que ahora es negrete, y desde ese tiempo por más de dos siglos se llamó calle de La Llorona.

viernes, 3 de agosto de 2012

Posted by Sr. Perry |

Hola gente del mundo. Soy un gran fan de los dibujos animados, y de entre todos el los Invasor Zim es mi favorito.

Tomando esto en cuenta, no me perdía ningún capítulo y mis padres sabían lo mucho que me gustaba. Así que un día a mis 17 años, celebrando mi Graduacion de la secundaria, mientras mi mamá me felicitaba por eso un extraño viejo se me acercó, dándome un DVD y dicíendome que provenía de los Estudios Nickelodeon, el viejo se fue y mi madre y yo nos fuimos directo a la casa.

Al llegar a mi casa revisé el disco y me di una grata sopresa pues estaba etiquetado como "Bloody GIR", GIR es uno de mis personajes favoritos y que suerte que me hubieran dado ese disco, o eso pensaba hasta que lo puse en el reproductor de DVD.

Es un episodio de Invasor ZIM, pero no inicio el intro solo el Titulo de Episodio "Bloody GIR". El Episodio comienza como cualquier otro. Pero la calidad de la animacion estaba mala, se parecia una animacion pobre, y despues de eso no habia un personaje entrando en Escena. Gir salio de escena con el disfraz de perro, tiene un muffin en la mano y despues se acerca el muffin en la boca y despues desaparecio el muffin y estaba Dib con el muffin en la mano y dijo "tu no me podras ganar", dib tenia una voz macabra y perturbadora y despues dib salio corriendo. Termina la escena con una pantalla en negro 2 minutos, habia una habitacion en gris, gir esta llorando pero algo andaba mal, el sonido sonaba como un perro llorando de tristesa en la noche, despues gir miro a la pantalla y dijo "no conoces el verdadero dolor" gir tenia sangre que le salio de los ojos color rojos y despues aparecio una pantalla en negro tan solo 2 segundoa, gir desaparece misteriosamente, se corta la animacion y apararece un pantallazo negro con un circulo blanco, parecia la pelicula del aro y despues de 6 segundos de eso, se cambia una escena de la casa de zim en blanco y negro, pero la casa de zim estaba totalmente abandonada y mal dibujada, despues se cambia a una habitacion en blanco con una silla negra, hay un niño que se parece a Dib, vuelve la animacion y estaba Zim en la casa desde que regreso la escuela y se dio cuenta que gir no estaba alli, gir se dirige a la casa de Dib, toca la puerta sale dib con ojos hiper-realistas, pero al menos estaban photoshopeados pero igual, Dib abrio la puerta y estaba Gir. Gir grito fuertemente, pero no habia sonido, Dib corrio a la habitacion de su padre y toco la puerta pero no lo escucho. Gir se acerca a Dib, Dib toco la puerta de la habitacion de su papa 10 veces, se corta la animacion, habia un pozo parecido a la pelicula de el aro, esto fue visible 1 minuto, era mas perturbador el episodio, era un animacion muy pobre, vuelve la animacion y el gir malo agarra un cuchillo y empieza a penetrar a Dib, pero algo ocurrio, la pantalla se puso borrosa, era repugnante la animacion parecia una pelicula de terror gore, intente apagar el DVD pero no hizo nada, mi amigo decidio desenchufar la DVD pero no paso nada, sigue el capitulo, se corta de nuevo y habia una foto de un niño que se parece a Dib que estaba acuchillando y tenia numeros en la cabeza esos numeros eran 666, un mensaje en la pared escrito en sangre decia "MATAR TACOS" mis dedos estaban sangrando a mi amigo le salio sangre de la nariz, mis 2 amigos vomitaron en el piso, mis 3 amigos se calleron al piso, como si estubieran muertos, estaban en un charco de sangre y el episodio seguia, Vuelve la animacion en la casa de ZIM, habia sonidos de un jarron que se rompio, ZIM murio y tenia ojos hiper-realistas, le salio sangre de la boca, no tenia brazos ni piernas y el estaba colgado en una cuerda. despues de eso, aparece Gir pero estaba bañado en sangre con una sonrisa macabra y diabolica, miro a la camara durante 2 minutos, empezo a reirse con una risa macabra, se empiezan a escuchar risas malvadas cada ves mas reales, mas fuertes y mas perturbadoras, pasaron 8 minutos y el capitulo habia terminado. Mis 4 amigos se quedaron traumados, dos de mis mis amigos se suicidaron, cuando vi ese capitulo me dio un escalofrio horrible, y un mensaje dijo "no le digas a nadie sobre el episodio o todos sus amigos moriran en 7 dias". Yo decidi hacer una venta de garaje y un niño decidio comprar este disco de DVD del capitulo maldito y yo le dije "no compres este disco, gir te va a matar" y no hiso caso, y me lo robo, despues aparecio en las noticias el niño que murio por culpa de este capitulo y cumpli esta promesa. Yo escribi aqui por que no soporto la presion de esas escenas han pasado 3 meses de eso y sigo teniendo pesadillas de este episodio.


VÍDEO:
Cabe aclarar que la historia es fake, pero si el creador de esta serie dibujo a Bloody GIR, cosa que Nickelodeon no quizo mostrarlo en su canal porque afectaria a los niños. Entonces el creador puso a este pequeño dibujo en fotogramas cortos. En el siguiente vídeo se puede ver la intro del episodio Mortos Der Soulstealer donde se puede apreciar en menos de 1 segundo a Bloody GIR. Atentos!!!
 

sábado, 7 de julio de 2012

martes, 10 de abril de 2012

Posted by Sr. Perry |

  Enviado por: Hugo Alfredo Gamez


Hola hoy a unos pocos días de haber cumplido 17 años estaba en la computadora, a esta edad a todos nos da mucha curiosidad algunas cosas y yo caí en esta tentación, era algo fuera de este mundo, algo tenebroso, real y por un tiempo pensé que no tendría solución pero la tubo y lo malo es que tuve que descubrirlo por las malas, sin oportunidad de salvar a mis seres queridos.

Les contare muy bien esta siguiente historia:

Hace 4 días, estaba curioseando en la computadora viendo paginas nuevas o cosas por el estilo para matar el tiempo un rato, vi en una publicidad algo muy llamativo, como para darle clic, al principio me resistí pero al final la tentación gano, decía mas o menos así: "Entra y veremos si estas entrenado para vivir", el margen de la publicidad tenia muchos colores y de bajo había una cara de un payaso aterrador, daba miedo, sus ojos eran grandes, rojos como si fueran de fuego, la pupila era como si tuviera grietas, tenia un una sonrisa como de asesino, sus dientes estaban picudos y tenían sangre y su maquillaje era algo raro como si no fuera pintura. El payaso daba mucho miedo, lo vi y me dieron muchos escalofríos, claro que a ustedes también les daría miedo. Vi todo eso y pensé: "A de ser un juego muy entretenido por lo que se ve". Me metí y era una pagina llamada www.despiertaysufre.com me pareció un poco gracioso y seguí viendo.

A por cierto, una ves que allás leído este link estas condenado a sufrir lo que me paso, puedes leerlo y ver como salí de esto o simplemente deja de leer esto corre vete y duerme al final tendrás que regresar a esto!!! o arreglártelas tu solo.

Dentro de la pagina había un mensaje muy tenebroso, había fotos de niños de todas las edades sin cabeza, descuartizados, abiertos, mutilados y muchas cosas por el estilo, daban mucho miedo y algunas asco pero mas miedo que asco, yo estaba temblando, era algo muy pero muy sádico, y hay vi al payaso de nuevo al mismo de la publicidad, estaba escrito que ese payaso era un demonio que nunca te dejaba en paz y estaba maldito, decía que su maquillaje estaba hecho con sangre de niños y que se alimentaba de tus seres queridos.

Otra cosa que no le vi mucho caso y no me dio mucha importancia fue al leer todo esto, (cosa que ustedes están haciendo, sonarían que ese payaso matara a un ser querido y amanecería con su dedo índice en tu mano lleno de sangre y seguiría hasta que descubras quien es ese payaso, o al menos saber donde esta!!!

En este momento ya estaban condenados. ¿Quieren ver como le hice para salir de esto? pues sigan leyendo.

Después se fue la luz, la computadora se apago y grito alguien muy muy fuerte, pues, espere un rato en lo que llegaba pero tardo mucho y me fui a dormir...

En la primera noche soñé algo muy feo, soñé que un payaso agarraba un perro, lo agarraba de las patas, se las quebraba con sus manos, luego agarro un martillo y le pego varias veces en la cabeza hasta matarlo, el perro estaba con el cerebro de fuera, los ojos sumidos, los dientes todos rotos y su estomago estaba abierto. Después de eso vi a un niño sin ojos que gritaba: "Cuidado esta mas cerca de lo que crees". Cuando dijo eso nunca pensé que fuera una advertencia, bueno, desperté y tenia el dedo de un perro en mi mano.

Me espante y me fui corriendo a decirle a mis padres pero no estaban y oh gran sorpresa mi perro estaba como lo había soñado sobre la mesa del comedor, en ese momento me fui corriendo de mi casa y fui a la comisaria les conté todo lo que me había pasado a los policías desde mis sueños hasta lo que paso cuando desperté, ellos me tacharon de loco, en eso llega una señora diciendo que su hijo estaba muerto que lo habían encontrado sin ojos y que murió desangrado y también dijo que había un mensaje escrito diciendo: "Esta más cerca de lo que crees", en eso fui a la casa con mis padres, ellos vieron al perro y lo llevaron a tirar por hay, yo les pedía que no me dejaran solo pero solo se fueron sin decirme nada. Después no sabían que hacer, estaba desesperado, me metí a la pagina de nuevo y al entrar me puso: "¿Estas asustado? pues, es solo el principio", yo no podía creer todo esto pensé que me volvería loco.

Estaba tan espantado que no sabia como hacerle, me puse a investigar sobre la pagina y encontré que decía que al final te quedabas solo sin ningún ser que te pudiera querer, todos pensaban que tu los matabas, te arruinarían la vida, por suerte yo no llegue a eso pero estuve cerca.

Me quede mucho tiempo investigando, como 15 horas, no encontré nada y de repente empezó a somplar un aire caliente, me dio mucho sueño, me recargué en el sillón de la sala y me quede dormido.

Esta fue mi segunda noche. Soñé que un amigo que conocía desde la primaria, le abrían del estomago, el mismo payaso con un cuchillo oxidado y el empezaba a gritar muy fuerte. Practicamente los gritos se sentían demaciado reales, me salpico sangre en la cara y sentía como me escurría toda la sangre. Después vi a otro niño, este le había cortado las piernas y los brazos y gritaba: "TODO EL TIEMPO ESTAS SOBRE EL", y yo no podía hacer nada solo ver y llorar.

Al despertar tenia el dedo de mi amigo, fue algo tétrico no me lo podía creer. En ese momento le llame por teléfono a mi amigo para ver si estaba bien pero por sorpresa que me lleve, su madre dijo: nunca llego a la casa y encontramos un mensaje en el cuarto de su hermano que decía: "Todo el tiempo estas sobre el ya date cuenta por favor", desde ese momento penes que esas eran unas advertencias y colgué. Su madre tenia una voz muy desgarrante y pegaba unos gritos horribles.

Corriendo fui a hablar con un profesor al cual le tenia mucha confianza, el me dijo que ya había escuchado hablar de eso pero de otras voces, también dijo que me durmiera que el cuidaría en lo que descansaba y ya veía que era lo que pasaba. Yo me sentía a salvo pero nunca pensé que pasaría lo que pasaría.

Dormí y tuve otra pesadilla. Soñé que mataban a un tío al cual lo estimaba mucho, le cortaron los dedos, le sacaron los ojos, le quitaron los dientes, al final murió desangrado, también vi la cabeza del profesor, aun parpadeaba y hablaba y lo que dijo fue: "El esta debajo de......", en ese momento desperté y vi su cabeza sobre el escritorio y hablo por ultima ves diciendo revisa bajo tu cama!!

Me fui corriendo hacia mi casa, me metí debajo de mi cama y hay había un enorme títere de payaso, era aterrador, igual que en mis sueños e igual que el de la pagina, lo agarre y lo queme, en ese momento salio algo muy disparado de mi y me sentí muy aliviado, como si un enorme peso se me hubiera quitado de encima, pero lastima, 3 seres mios queridos murieron y no pude hacer nada.

Desde ese momento reviso debajo de mi cama todos los días, y ya no uso la computadora para perder el tiempo, solo para trabajos.

Bueno, lo unico que les puedo decir es que REVISEN DEBAJO DE SUS CAMAS Y SE LLEVARAN UNA GRAN SORPRESA. Claro si valoran a sus amigos